PRÓTESIS

 

La falta de piezas dentarias es un problema bastante común entre la población española. Esto genera dificultades masticatorias, migración de las piezas dentales adyacentes al diente perdido afectando a la mordida, malas digestiones y agravamiento progresivo de un problema que, además, termina afectando psicológicamente y provocando una falta de la autoestima.

Básicamente, la Odontología dispone de dos tipos de prótesis para reemplazar una o varias piezas dentales.

En esencia, son las REMOVIBLES (de «quita y pon») y las FIJAS (no se pueden retirar por el paciente).

PRÓTESIS REMOVIBLE

Con los avances tecnológicos y de los materiales están cada vez más en desuso y normalmente se entienden como prótesis provisionales que serán sustituidas por otras que se fijan sobre implantes dentales y que ofrecen la máxima comodidad. 

  • ESQUELÉTICA:

Es una prótesis parcial de metal y resina que sustituye los dientes perdidos apoyándose en la encía y en los que aún quedan presentes. Esta opción es la más económica, pero no es estética (ganchos metálicos visibles) y suele ser incómoda pues el paciente debe sacarla de la boca después de cada comida para su limpieza.

  • COMPLETA:

Sustituye todos los dientes de una arcada (maxilar o mandíbula) apoyándose exclusivamente sobre la encía. Al igual que la anterior también está prácticamente en desuso. Solo se emplean en un porcentaje mínimo de casos donde no se pueden colocar implantes. El problema de estas prótesis radica en su inestabilidad a la hora de comer o de hablar, por lo que el paciente al final recurre a fijarlas con unos “pegamentos” indicados para este tipo de casos, con el inconveniente que todo esto supone.

PRÓTESIS FIJA

Son las prótesis dentales que se realizan para reemplazar piezas dañadas o perdidas fijándose, como pilares de apoyo, a dientes naturales «estables» próximos a la zona a restaurar, o bien a fijaciones intraóseas (implantes) permaneciendo en ambos casos en la boca del paciente de forma fija. Pueden utilizarse para restaurar un diente (corona) o para sustituir a varios (puente).

Según el tipo de material utilizado, se habla de:

  • SOBRE DIENTES

Hay Coronas o puentes con estructura metálica y recubrimiento de cerámica, más conocidas por fundas o puentes metal-cerámica. O bien, coronas o puentes cerámicos sin metal. Estas últimas ofrecen una mejor estética y mayor naturalidad. Algunas tienen una estructura de Circonio (el llamado acero cerámico) también recubiertas finalmente de cerámica. 

Otras se componen exclusivamente de cerámica y otorgan el grado máximo de belleza y naturalidad dental. Éstas están más indicadas para los dientes anteriores que exigen el más alto grado de estética.

Desde el año 2007 venimos ofreciendo a nuestros pacientes restauraciones sólo cerámicas realizadas en una única sesión clínica. Con el Sistema Cerec y una gran dedicación a la belleza, naturalidad y armonía dentales conseguimos llegar a responder a las más altas expectativas. Este sistema nos brinda la opción de realizar este tipo de restauraciones unitarias en las variantes de Corona, Carilla o Incrustación.

Las carillas de cerámica son unas finas láminas que se cementan sobre la cara visible de los dientes consiguiendo, de manera permanente, la forma y color deseados.

Las Incrustaciones son prótesis de cerámica que se cementan en el interior de la cavidad-defecto del diente restaurando su anatomía. Estas toman el relevo a los grandes empastes que, por la exigencia del caso, requieren tal tamaño que las propiedades mecánicas de este material no pueden garantizar su integridad en el futuro.

  • SOBRE IMPLANTES

Otra manera de tener dientes fijos son las restauraciones implantosoportadas. Estas se fijan a los implantes colocados previamente por el cirujano.

Pueden consistir en un solo diente fijado a un implante dental o varios dientes fijos (puente atornillado) sobre un número de implantes a determinar según el caso. Incluso todos los dientes de una arcada completa (rehabilitación implantosoportada).

Esta opción, a diferencia del puente dental, no necesita apoyarse en los dientes adyacentes puesto que son los implantes los que servirán como pilares de apoyo a los futuros dientes y por lo tanto no es necesario agredirlos con un tallado irreversible.

PRÓTESIS MIXTA

Se trata de dentaduras removibles bien parciales o totales, que atendiendo a su definición deben ser extraídas para los cuidados higiénicos diarios pero que, sin embargo, y tomando apoyo en la encía, son retenidas en la boca por un número determinado de implantes. Se utilizan cuando por una u otra razón no se pueden colocar la cantidad de implantes suficientes para que todas las piezas dentarias que hay que sustituir puedan ser fijadas por implantes.

error: Content is protected !!