PERIODONCIA

 

La PERIODONCIA es la rama de la Odontología que trata las enfermedades del Periodonto. Es decir, lo que afecta a las encías y al hueso que bajo ellas soporta las raíces de los dientes.

Fundamentalmente se trata de la Gingivitis (inflamación de las encías) y de la Periodontitis (gingivitis y afectación del hueso que sostiene los dientes).

Los síntomas:

  • El síntoma más frecuente de la enfermedad periodontal es el enrojecimiento de encías, así como el sangrado espontáneo o con el cepillado.
  • También hay otros síntomas como el mal aliento (Halitosis) o mal sabor de boca, la sensibilidad de los dientes al frío y al calor, cambios en la posición original de las piezas dentarias, dientes que parecen más alargados que antes, dolor o incluso movilidad.

Un problema muy común:

Las bacterias entran en la boca, se depositan y anidan en el sarro. El aumento excesivo de las bacterias patógenas y el desequilibrio de la flora bucal provocan las enfermedades periodontales.

La Gingivitis no corregida evoluciona hacia la Periodontitis. No obstante, ambas son enfermedades totalmente tratables. Con una correcta sesión de limpieza bucal en clínica y un asesoramiento adecuado la Gingivitis desaparece.

Un correcto estado de las encías es esencial para el bienestar y la salud general.

La Periodontitis, como enfermedad progresiva y destructiva que es, puede tratarse y detenerse mediante tratamientos específicos periodontales.

La investigación en Periodoncia ha encontrado una evidencia sólida sobre la vinculación que existe entre las enfermedades de las encías (especialmente la Periodontitis) y los riesgos tan importantes que implican para la salud general principalmente a nivel cardiovascular y de control de la glucemia. Así, se ha confirmado, entre otras cosas, que una mala salud periodontal dificulta el control de la diabetes o aumenta sus complicaciones, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Acudir regularmente a la consulta dental sirve no sólo para mejorar la salud bucal, sino que también puede jugar un papel clave para ayudar a detectar y controlar el riesgo de otras enfermedades del resto del cuerpo en una fase temprana.

error: Content is protected !!